VADEMÉCUM

NEOPRESOL

...

NEOPRESOL

ANTIDEPRESIVO Principio Activo: Escitalopram

Composición

Cada comprimido recubierto contiene:
Escitalopram (como oxalato) 10 mg
Excipientes: Copolividona VA 64, croscarmelosa sódica, estearato de magnesio, celulosa
microcristalina, colorante D&C amarillo Nº 10 laca alumínica, copolímero de alcohol
polivinílico-polietileno, dióxido de titanio c.s. EQUIVALENCIA TERAPÉUTICA
Producto Bioequivalente.
Resolución I.S.P. Nº 4204 de 20/08/2009.

Indicaciones

Tratamiento del desorden depresivo mayor y de mantenimiento para evitar la recaída. Tratamiento de la crisis de pánico con o sin agorafobia. Tratamiento de la ansiedad social.

Características farmacológicas

Acción farmacológica: El escitalopram es inhibidor selectivo de la recaptura de la serotonina (ISRS), único mecanismo de acción probable para explicar los efectos farmacológicos y clínicos del escitalopram.
Su selectividad le confiere la propiedad de tener escaso o nulo efecto sobre la recaptura de noradrenalina, dopamina y el ácido gamma aminobutírico (GABA). Además, en contraste con muchos antidepresivos tricíclicos y algunos de los otros ISRSs el escitalopram no tiene o tiene muy baja afinidad por receptores tales como: 5HT2; D1 Y D2; adrenorreceptores ∝1 – ∝2; betarreceptores; receptores a la histamina H1; muscarínicos; benzodiazepínicos y opioides. Esta ausencia de efectos sobre los receptores descriptos puede explicar la menor incidencia de efectos adversos asociados a la terapia con escitalopram, en comparación con los efectos tradicionales de los antidepresivos tricíclicos. Además, si estos efectos llegan a presentarse, son leves y transitorios. Farmacocinética: Absorción: La absorción de escitalopram es casi completa e independiente de la ingesta de alimentos. Su biodisponibilidad absoluta es aproximadamente 80%. En dosis de 10 mg diarios, el estado de equilibrio se alcanza en aproximadamente una semana, obteniéndose concentraciones promedio de equilibrio de 50 nmol/L (20-125 nmol/L). El tiempo promedio para alcanzar la concentración máxima es de 4 horas después de múltiples dosis. Distribución: El volumen aparente de distribución después de la administración oral es de 12-26 L/Kg. La unión a proteínas plasmáticas de escitalopram y sus principales metabolitos es inferior al 80%. Metabolismo: Escitalopram es metabolizado en el hígado a metabolitos desmetilado y didesmetilado, ambos farmacológicamente activos. Alternativamente, el nitrógeno se puede oxidar para formar el metabolito N-óxido. Tanto la molécula original como los metabolitos se excretan parcialmente como glucurónidos. Tras la administración de dosis múltiples las concentraciones medias de los metabolitos desmetilado y didesmetilado son de 28-31% y < 5% de la concentración de escitalopram, respectivamente. La biotransformación está mediada principalmente por CYP2C19 así como también puede intervenir CYP3A4 y CYP2D6. Se ha observado que los metabolizadores lentos vía CYP2C19 presentan el doble de la concentración plasmática de escitalopram en comparación con los metabolizadores rápidos. No se observaron cambios significativos de la exposición en los metabolizadores lentos vía CYP2D6. Excreción: La vida media de eliminación es aproximadamente de 30 horas y el clearance plasmático oral es aproximadamente 0,6 L/min. Casi la totalidad de escitalopram es excretado por la orina en forma de metabolitos. Una pequeña cantidad es excretada por la heces. En insuficiencia hepática, la vida media del citalopram racémico fue aproximadamente dos veces mayor (83 versus 37 horas) y la concentración media en estado de equilibrio fue aproximadamente 60% más alta que en pacientes con función hepática normal. La farmacocinética de los metabolitos no ha sido estudiada en esta población. En pacientes con insuficiencia renal (10-53 ml/min) se ha observado que el citalopram racémico presenta una mayor vida media y un menor incremento de la exposición. Las concentraciones plasmáticas de los metabolitos no han sido estudiadas, pero podrían estar elevadas. El escitalopram se elimina más lentamente en pacientes ancianos (> 65 años) que en los jóvenes. La Biodisponibilidad (AUC) es aproximadamente 50% más alta en pacientes ancianos en comparación con jóvenes voluntarios sanos.

Posologia y forma de administración

NEOPRESOL® se administra en dosis única diaria y puede ingerirse con o sin alimentos. Adultos: • Tratamiento de la depresión (Desorden depresivo mayor): La dosis habitual es de 10 mg una vez al día. Según la respuesta individual del paciente la dosis diaria puede aumentarse hasta un máximo de 20 mg. Generalmente el efecto antidepresivo se obtiene entre 2 y 4 semanas de tratamiento, aunque suele observarse un inicio del efecto terapéutico antes de ese periodo. Después de resolver los síntomas del episodio agudo, se requiere de un tratamiento no menor a 6 meses para la consolidación de la respuesta. Tratamiento de trastornos de pánico: Se recomienda iniciar el tratamiento con una dosis única de 5 mg diarios durante la primera semana, antes de incrementar la dosis a 10 mg diarios. Según la respuesta individual del paciente, la dosis diaria puede aumentarse hasta un máximo de 20 mg. La respuesta máxima se obtiene a los tres meses de tratamiento. Fobia social o trastorno de ansiedad social: La dosis usual es de 10 mg diarios. Normalmente se requieren 2-4 semanas para el alivio de los síntomas. Posteriormente, dependiendo de la respuesta individual del paciente, la dosis puede ser disminuida a 5 mg diarios o aumentada hasta un máximo de 20 mg al día. Los tratamientos pueden durar entre 3 a 6 meses. Adolescentes (> 12 años): La eficacia de Escitalopram como un tratamiento agudo para Desorden Depresivo Mayor fue establecido en un estudio de 8 semanas (placebo controlado), que compara Escitalopram 10 – 20 mg/día frente a un placebo en pacientes ambulatorios de 12 a 17 años de edad. En este estudio, Escitalopram mostró estadísticamente una mejora promedio significativamente mayor en comparación con el placebo en la escala Children’s Depression Rating Scale – Revised (CDRS-R) La dosis recomendada de Escitalopram es 10 mg una vez al día. Según la respuesta individual del paciente la dosis diaria puede aumentarse hasta un máximo de 20 mg, luego de haber transcurrido un mínimo de tres semanas de tratamiento. Niños (< 12 años):
El escitalopram no está recomendado en niños, ya que no se ha establecido la seguridad y eficacia en esta población. Pacientes ancianos (> 65 años de edad) / Función hepática reducida:
Dado que se ha demostrado una vida media más larga y una depuración reducida de escitalopram en los ancianos y/o pacientes con función hepática reducida, se recomienda una dosis inicial de 5 mg durante las 2 primeras semanas de tratamiento. Según la respuesta individual del paciente, se puede aumentar la dosis hasta 10 mg. Función renal reducida:
No es necesario el ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal leve o moderada. No se disponen todavía de datos en la función renal severa (depuración de creatinina < 30 ml/min).

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a cualquier componente de la formulación y tratamiento concomitante con inhibidores no selectivos de la Monoamino Oxidasa (IMAO).
ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES: Se recomienda considerar las siguientes advertencias y precauciones relacionadas con el grupo terapéutico de los ISRSs (inhibidores selectivos de la recaptura de la serotonina). En un análisis de 24 estudios clínicos a corto plazo (4 meses), que involucraron a 4.400 pacientes niños con depresión mayor, desorden obsesivo-compulsivo u otras alteraciones siquiátricas, placebo controlados, quienes fueron tratados con antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y antidepresivos de otra clase, se observó un incremento del doble en riesgo de suicidio del grupo que recibió el antidepresivo versus el grupo que recibió placebo (4% versus 2%). Antes de iniciar la terapia con un antidepresivo se deben investigar cuidadosamente los antecedentes psiquiátricos del paciente, incluyendo historia familiar y personal de suicidios y desorden bipolar. Todos los pacientes pediátricos tratados con antidepresivos por cualquier indicación deben ser estrechamente vigilados, especialmente al inicio de la terapia o al realizar ajustes de dosis, debido a que pueden experimentar empeoramiento del cuadro clínico, cambios en la conducta y surgimiento de ideas suicidas. Se debe controlar al paciente todas las semanas durante las primeras 4 semanas de tratamiento, luego semana por medio durante las siguientes 4 semanas y posteriormente a las 12 semanas o cuando sea clínicamente necesario. Se debe considerar la posibilidad de cambiar el régimen posológico o incluso discontinuar la medicación si el paciente presenta un empeoramiento de su condición o en quienes la ideación suicida es severa, abrupta en aparición o no fue parte de los síntomas iniciales. Se debe instruir a los familiares o quienes estén a cargo de los pacientes de reportar inmediatamente al médico tratante si el paciente desarrolla en forma abrupta o severa los siguientes síntomas: agitación, irritabilidad, ansiedad, ataques de pánico, insomnio, agresividad, impulsividad, acatisia, hipomanía o manía, así como el surgimiento de ideas suicidas. Algunos pacientes con trastornos de pánico pueden presentar un aumento de la ansiedad al inicio del tratamiento con antidepresivos. Esta reacción paradójica normalmente desaparece dentro de las 2 primeras semanas de tratamiento continuo. Se recomienda administrar una dosis inicial baja para reducir la probabilidad de un efecto ansiogénico. El tratamiento debe ser interrumpido en pacientes que desarrollen convulsiones. Los ISRSs no se deben administrar en pacientes con epilepsia inestable y los pacientes con epilepsia controlada deben ser cuidadosamente monitoreados. Los ISRSs se deben utilizar con precaución en pacientes con antecedentes de manía/hipomanía. La administración de ISRSs se debe interrumpir en cualquier paciente que desarrolle una fase maniaca. En pacientes con diabetes, el tratamiento con un ISRS puede alterar el control glicémico (hipoglicemia o hiperglicemia). En estos casos, puede ser necesario un ajuste de la dosis de insulina y/o de los hipoglicemiantes orales. Con ISRSs se han descrito alteraciones del sangrado cutáneo como equimosis y púrpura. Se recomienda precaución en pacientes tratados con ISRSs que reciban concomitantemente fármacos que afectan la función plaquetaria (por ejemplo antipsicóticos atípicos y fenotiacinas, la mayoría de los antidepresivos tricíclicos, ácido acetilsalicílico o antiinflamatorios no esteroidales), ticlopidina y dipiridamol, así como en pacientes con antecedentes de alteraciones hemáticas. Síndrome serotoninérgico: Se aconseja precaución si escitalopram es usado concomitantemente con medicamentos serotogénicos, tales como sumatriptan y sus derivados, tramadol y triptófano. En raros casos, el síndrome serotoninérgico (caracterizado por agitación, temblores, mioclonos e hipertermia) ha sido reportado en pacientes que usan ISRSs concomitantemente con medicamentos serotoninérgicos, en cuyo caso deben discontinuarse inmediatamente ambos fármacos e iniciar un tratamiento sintomático. La experiencia clínica sobre la administración concomitante de ISRS y Terapia electroconvulsiva es limitada, por lo que se recomienda precaución. Ante la descontinuación de la terapia con escitalopram, la dosis debe reducirse gradualmente durante un periodo de una o dos semanas para evitar posibles efectos derivados de la suspensión del tratamiento, tales como mareos, cefalea y náuseas. Sin embargo, aunque estos efectos pueden ocurrir al suspender el tratamiento, la evidencia preclínica y clínica sugiere que los ISRS’s no causan dependencia. Escitalopram no altera ni la función intelectual ni el rendimiento psicomotor. No obstante, al igual que con cualquier fármaco psicoactivo, se recomienda advertir a los pacientes sobre la potencial influencia del medicamento en su capacidad para conducir vehículos u operar maquinaria. Embarazo: Los estudios en animales no indican efectos perjudiciales del escitalopram sobre el desarrollo embrionario y fetal parto o desarrollo posnatal durante la exposición considerada en exceso de dosis clínicamente relevantes. Estudios en animales no han mostrado evidencia de potencial mutagénico o teratogénico. Escitalopram no afecta la función reproductora o las condiciones perinatales. Sin embargo, no se recomienda su uso en mujeres embarazadas, por lo que se tendrá que evaluar la relación riesgo/beneficio en cada caso particular. Lactancia: A pesar de no contar con estudios contundentes en cuanto a la excreción de escitalopram en la leche materna, algunos de esos estudios realizados demuestran que el porcentaje transmitido a los lactantes es menor al 10% y en algunos se encontraron nulas. Sin embargo, no se recomienda su uso durante la lactancia.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios observados con escitalopram son en general leves y transitorias. Son más notorios durante la primera o segunda semana de tratamiento y por lo general se atenúan cuando mejora el estado depresivo. Los eventos adversos más frecuentes asociados a la terapia con escitalopram han sido cefalea, náuseas, diarrea y sequedad bucal Con menor frecuencia, se ha observado disminución del apetito, insomnio, somnolencia, mareos, sinusitis, constipación, sudoración, fatiga, pirexia o trastornos del sabor, disminución de la libido, anorgasmia en mujeres, trastorno de la eyaculación, impotencia, bostezos, diarrea, estreñimiento. Otros efectos secundarios, asociados a grupo terapéutico de los ISRS son hipotensión postural, hiponatremia, secreción inadecuada de ADH, visión borrosa, reacciones anafilácticas, artralgia, mialgia, convulsiones, alteraciones del movimiento, síndrome serotoninérgico, retención urinaria, galactorrea, disfunción sexual, erupción cutánea, equimosis, prurito y angioedema.

Interacciones medicamentosas

Se han notificado casos de reacciones graves en pacientes que recibían un ISRS en combinación con un inhibidor de la monoaminooxidasa no selectiva (IMAO) o con el IMAO reversible (IMAR) moclobemida y también en pacientes que han dejado de tomar un ISRS y han iniciado tratamiento con un IMAO. Escitalopram no se debe administrar en combinación con un IMAO. El tratamiento con escitalopram se puede iniciar 14 días después de interrumpir el tratamiento con un IMAO irreversible y como mínimo un día después de interrumpir el tratamiento con el IMAO reversible (IMAR) moclobemida. Debe respetarse un descanso mínimo de 7 días entre la descontinuación del tratamiento con escitalopram y el inicio de un tratamiento con un IMAO o un IMAR (no selectivo). La administración conjunta con fármacos serotoninérgicos (por ejemplo tramadol o sumatriptán) puede provocar un síndrome serotoninérgico. Se ha informado de casos de potenciación de efectos cuando los ISRS se han administrado con litio o triptófano, por lo que la administración concomitante de ISRSs con estos fármacos debe realizarse con precaución. La administración conjunta de fármacos que inhiben el metabolismo hepático, especialmente la CYP2C19, conduce a un aumento de las concentraciones plasmáticas de escitalopram. Se recomienda precaución con la utilización conjunta de omeprazol, esomeprazol, fluvoxamina, ticlopidina o cimetidina, donde podría ser necesaria una reducción de la dosis de escitalopram. Escitalopram es un inhibidor moderado de la enzima CYP2D6. Se recomienda precaución cuando se administren conjuntamente otros fármacos de estrecho margen terapéutico cuyo metabolismo sea catalizado principalmente por esta enzima, tales como flecainida, propafenona, metoprolol, desipramina, clomipramina, nortriptilina, risperidona, tioridazina o haloperidol. Puede ser necesario un ajuste de la dosificación. En estudios de interacción farmacocinética con citalopram racémico no se han observado interacciones clínicamente importantes en la farmacocinética de ketoconazol, carbamazepina, triazolam, teofilina, warfarina, levomepromazina, litio y digoxina. Sin embargo para carbamazepina warfarina y litio puede existir un riesgo de interacción farmacodinámica. La administración concomitante con hierba de San Juan puede aumentar la incidencia de reacciones adversas.

Alteraciones en pruebas de laboratorio

No se han registrado alteraciones significativas en los resultados de las pruebas de laboratorio durante el tratamiento con escitalopram, incluyendo parámetros hepáticos, incluso con dosis elevadas de escitalopram.

Sobredosificación

Síntomas: Los síntomas de sobredosificación observados con citalopram racémico (> 600 mg) son mareos, temblor, agitación, somnolencia, estupor, convulsiones, taquicardia, cambios en el segmento ST-T del ECG, ensanchamiento del complejo QRS, intervalo QT prolongado, arritmias, depresión respiratoria, vómito, rabdomiólisis, acidosis metabólica e hipocalemia. Es previsible que la sobredosificación con escitalopram presente la misma sintomatología. Tratamiento: No existe un antídoto específico. El tratamiento es fundamentalmente sintomático y de sostén. Se recomienda establecer y mantener la permeabilidad de las vías aéreas, asegurar la oxigenación adecuada y la función respiratoria. El lavado gástrico se debe realizar lo antes posible tras la ingestión oral del medicamento. Se recomienda controlar los signos vitales y cardiacos además de establecer las medidas de apoyo sintomático.    

Presentaciones

Envase de 30 comprimidos recubiertos.