VADEMÉCUM

NASTIGRIP

...

NASTIGRIP

Antigripal Principio Activo: Paracetamol - Cafeína - Clorfenamina maleato

Composición

Cada comprimido contiene: Paracetamol                    300 mg
Cafeína                               25 mg
Clorfenamina maleato      2 mg NASTIGRIP® comprimidos Excipientes: Acido cítrico, crospovidona, copolividona, dióxido de silicio coloidal, estearato de magnesio, celulosa microcristalina, c.s.

Acciones farmacológicas

Paracetamol: Provoca inhibición de la síntesis de prostaglandinas a nivel del SNC, lo que produce un aumento del umbral del dolor. El efecto antipirético tendría origen en el centro regulador de la temperatura del hipotálamo, con la consiguiente vasodilatación periférica y dispersión del calor. Cafeína: Vasoconstricción cerebral directa a través de la inhibición de la fosfodiesterasa y el consiguiente aumento del AMP cíclico en el vaso cerebral. Esto lleva a un incremento del flujo sanguíneo y de la tensión de oxígeno cerebrales, contribuyendo al alivio de la cefalea. Clorfenamina maleato: La clorfenamina posee propiedades antagonistas sobre los receptores de histamina H1, comportándose como un inhibidor competitivo reversible de la interacción de la histamina (Potente mediador de la alergia) con los receptores mencionados, disminuyendo así la sintomatología de tipo alérgico. La asociación de Paracetamol, Cafeína y Clorfenamina permite un rápido alivio a las molestias causadas por el resfrío y estados gripales, ofreciendo al paciente la posibilidad de una administración que aprovecha al máximo las propiedades de cada uno de sus componentes.

Indicaciones

Alivio de los síntomas del resfrío común o de la gripe.

Posología y modo de administración

La dosis recomendada en adultos es de 1 a 2 comprimidos 3 a 4 veces en el día.

Efectos secundarios

La incidencia de efectos secundarios es muy baja. En algunos pacientes susceptibles pueden aparecer nauseas, vómitos, irritación gástrica, estimulación del SNC o sedación, prurito y rash.

Advertencias y precauciones

Precaución: Producto potencialmente hepatotóxico, que puede además causar reacciones graves a la piel. Paracetamol puede causar efectos dermatológicos graves potencialmente fatales, aunque poco frecuentes, como Síndrome de Stevens-Johnson, Necrolisis Epidérmica Tóxica y Exantema Pustuloso Agudo Generalizado. Cuando prescriba Paracetamol, indique a sus pacientes cómo reconocer y reaccionar a tiempo en caso de manifestar reacciones cutáneas graves, e instrúyales acerca de que deben discontinuar el Paracetamol a la primera aparición de erupción a la piel u otro signo de hipersensibilidad. Paracetamol, en sobredosis, puede causar efectos hepatotóxicos graves potencialmente fatales. Cuando prescriba Paracetamol, indique a sus pacientes que es importante mantener este medicamento lejos del alcance de los niños, y que debe acudir por ayuda médica inmediatamente si accidental o intencionadamente se ingiere una cantidad significativamente superior la prescrita (150 mg/kg en niños menores de 12 años o 7,5 gramos totales en adultos y niños mayores de 12 años). Informe a sus pacientes que Paracetamol puede presentarse como un ingrediente único o en asociación, para tratar síntomas de resfríos, tos, alergias, entre otros, bajo diferentes denominaciones comerciales. Los pacientes sensibles al ácido acetilsalicílico probablemente no serán sensibles al paracetamol contenido en la asociación, sin embargo se han visto reacciones broncospásticas moderadas en alrededor de un 5% de ellos. No es aconsejable la ingestión de bebidas alcohólica durante la administración de este medicamento. Existe un mayor riesgo de presentar hepatotoxicidad con el uso prolongado de altas dosis de preparados que contienen paracetamol, en pacientes alcohólicos o en aquellos que están consumiendo otros medicamentos hepatotóxicos o inductores de las enzimas hepáticas. Alteraciones en test de laboratorio: En test cutáneos en que se utilicen extractos de alergenos, los antihistamínicos pueden inhibir la respuesta cutánea a la histamina.

Contraindicaciones

Pacientes que han demostrado hipersensibilidad a paracetamol, cafeína, clorfenamina, o a cualquier otro componente de la formulación. Pacientes que presenten insuficiencia hepática o renal alterada, o discrasias sanguíneas. Niños menores de 12 años, embarazo y lactancia.

Interacciones

Anticoagulantes: La administración crónica de altas dosis de Paracetamol puede aumentar el efecto anticoagulante debido a la disminución de la síntesis hepática de los factores de la coagulación producida por el paracetamol contenido en la asociación. Agonistas β-adrenérgicos: La cafeína y otras xantinas pueden aumentar los efectos inotrópicos cardiacos de los fármacos estimulantes β-adrenérgicos. Disulfiram: El disulfiram disminuye substancialmente el clearance de cafeína. Al parecer por una disminución del metabolismo hepático de esta última. Inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO): Los IMAO prolongan e intensifican el efecto de los antihistamínicos, pudiendo ocurrir hipotensión severa. Alimentos ricos en carbohidratos: Cuando se administra paracetamol junto con este tipo de alimentos, la absorción de la droga se ve disminuida. Otros: Con paracetamol interaccionan: busulfan, captopril, carbamazepina, isoniazida, fenitoína, fenobarbital, verapamilo, warfarina, zidovudina.

Sobredosis

SINTOMATOLOGÍA: La ingestión aguda de dosis tóxicas de paracetamol (equivalentes a 150 mg/Kg de peso ó superiores), pueden provocar diarrea, náuseas, vómitos, malestar general, aumento de la sudación y alteración de las pruebas hepáticas, dentro de los 2-4 días de ingerida la dosis. Puede ocurrir enfermedad o falla hepática declarada 4-6 días después de ingerida la dosis, pudiendo desembocar en una encefalopatía hepática. Una sobredosis de cafeína puede producir desde dolor gastrointestinal, insomnio, diuresis, deshidratación y fiebre hasta arritmias cardiacas y convulsiones tónico clónicas. TRATAMIENTO: Consiste en medidas de soporte y sintomático. Pueden aplicarse las siguientes medidas específicas: Administrar inmediatamente acetilcisteína si se constata que la ingestión ocurrió 24 horas antes o menos. De utilidad resulta obtener los niveles plasmáticos de paracetamol con el objetivo de determinar la probabilidad de presentar hepatotoxicidad. Jarabe de ipecacuana para la inducción de emesis, se debe tener precaución de evitar aspiración sobre todo en niños. Carbón activado es útil sólo dentro de la primera hora de la ingestión. Lavado gástrico (no más tres horas después de la ingestión), en caso que el paciente se vea imposibilitado de vomitar. Oxigeno y fluidos intravenosos.
La frecuencia cardíaca debe ser monitoreada y lo electrolitos sanguíneos medidos. La irritación gástrica puede ser tratada con hidróxido de aluminio y si existen convulsiones se aconseja administrar diazepam por vía intravenosa o un barbiturato.

Presentaciones

Envase 10 comprimidos